XCENTRIC 2015 (IX): THINGS WE WANT TO SEE. REBECCA MEYERS

A causa de la luz

Por Miguel Blanco Hortas

things we want to see (Rebecca Meyers, 2003-2004)

 

Los filmes de Rebecca Meyers están hechos de contrastes: de la imagen con el sonido, del espacio interior con el exterior, de lo humano con lo animal y de la civilización con la naturaleza. Sin embargo, es un cine en voz baja, que atiende al detalle y que nunca deja que su discurso se imponga a la fuerza de sus imágenes.

En night light and leaping, su primera película, aún siendo estudiante de Bellas Artes, los protagonistas son su gato y su apartamento. La cámara sigue el recorrido, entre perezoso y tranquilo, que realiza el gato por un espacio que conoce a la perfección, en el que se siente confiado. Sin abandonar nunca este interior, este lugar dominado, sólo reconocemos el exterior a través de los sonidos amplificados o de algún plano siempre realizado desde dentro del hogar. Meyers trabaja la idea de interior y exterior, del hogar como cárcel, mientras que el gato, animal elegante y cinematográfico, aparece como un inesperado héroe nostálgico. En glow in the dark (january-june) la cineasta filma también algunos planos a través de un cristal, tras el cual vemos un paisaje nevado e imágenes solitarias y nocturnas. Se podría decir que es una película sobre el fin del invierno y la celebración de la llegada del verano o sobre el contraste entre la luz y la oscuridad.

El sonido de una vieja grabación de una celebración de año nuevo queda contrapuesta con las imágenes de paisajes subacuáticos en things we want to see. Poco a poco, la grabación de archivo da paso al sonido de unas ballenas registradas por un radar, en un cambio tan enigmático como sobrecogedor. Lo cotidiano y lo familiar de una celebración se enfrentan a un espacio natural amplísimo. En lions and tigers and bears Meyers encuentra en el paisaje urbano de Chicago restos de vida animal, tanto medianamente salvaje (arañas, ardillas y otros animales en los parques) como domesticada, así como monumentos dedicados a algunos animales, mientras escuchamos diferentes sonidos de estos.

Meyers ha definido su película night side como una parte del universo rechazado por el sol, concentrándose en este filme en pequeñas instantáneas de animales retratados en soledad o cautiverio. De mayores dimensiones y gran calado histórico, blue mantle muestra, de manera poética, a través de pequeñas instantáneas y sonidos tanto salvajes como documentales la conquista del océano y de la naturaleza virgen por parte de la humanidad. Rebecca Meyers trata de captar lo íntimo, el interior de esta historia épica, al igual que en su película más reciente, murmurations, donde la grandeza del paisaje virgen encuentra como contraste el sonido calmado de unos pájaros viviendo en su espacio cotidiano.