www.elumiere.net

XCÈNTRIC 2011-2012 (11): XPERIMENTA'11. GIBSON & RECORDER

Projecting Projection

por Sandra Gibson y Luis Recorder

(read in english)

Untitled (Sandra Gibson y Luis Recorder)

Sección 1: Projecting Projection

Luis Recorder: Nuestro título, Projecting Projection, hace referencia simplemente a un cierto compromiso autorreflexivo con nuestra sintonía estética, la cual solamente dobla y/o refracta aquello que siempre está a mano, pero que a menudo se ha perdido o simplemente se ha dado por sentado. En muchas de las siguientes instalaciones, el objeto de la proyección es el acto de la propia proyección.

1. Lightline

16mm. modificado con el proyector, película de 16mm., plexiglás, dimensiones variables (imagen proyectada: 8’x 1.5’).

Luis Recorder: Lightline es una instalación de luz proyectada o de película proyectada en la que el mecanismo intermitente de un proyector convencional de 16mm. ha sido eliminado, permitiendo de ese modo que la propia tira de película se desplace de forma interrumpida a través de la compuerta.

Sandra Gibson: El tamaño de la imagen proyectada es de 8 pies de largo por un pie y medio de ancho; el proyector está apoyado en un pedestal separado por unos pocos pies de la pared. La verticalidad del trascurso de la tira de película durante la proyección es la materia tratada en esta obra, enfatizada no sólo por la ausencia del movimiento intermitente, que normalmente detiene la tira de película a lo largo de algunos fotogramas por segundo, sino que queda aún más enfatizado situando un cilindro de plexiglás directamente en frente de las lentes, alargando y expandiendo de este modo las posibilidades de la luz proyectada más allá de los bordes superiores e inferiores del fotograma estándar proyectado.

Luis Recorder: Por este motivo, seleccionamos una bobina de 1600 pies de un largometraje encontrado, basándonos puramente en su composición cinemática en cuanto al color y al movimiento. La interacción de esas propiedades confeccionadas, a través del prisma cilíndrico, refracta nuestra experiencia cinemática en una serie de corrientes analíticas específicas del medio, así como en una serie de corrientes que, tanto literal como figurativamente, amplían la estrechez del fotograma o la apertura de la especificidad del medio.

Sandra Gibson: La banda de color vertical, cambiando continuamente en una serie de tiras multicolores, ilumina las paredes desnudas de la galería, no sólo para derramar la luz sobre nuestros alrededores más próximos, sino también para descubrir la máscara de la máquina cinematográfica, la cual lucha siempre de forma tan precaria en su persistencia por la visión –un corte específico, el tipo de tallado que se suele realizar para mantener o fijar nuestra atención. Lightline trata de abrir este corte, en la cual la línea de luz realiza la incisión, el corte transversal, una rasgadura de luz por encima de la línea de nuestra vista.

2. Diffraction Apparatus for Magenta Film

16mm. modificado con el proyector, película en color de 16mm. (virada al magenta), exposición de dos 2rpm, cristales, dimensiones variables (imagen proyectada: 4’ x 4’).

Luis Recorder: Diffraction Apparatus for Magenta Film es una obra de luz proyectada por medio de una película de color virado proyectada a través de un objeto de cristal rotatorio. La dimensión de la imagen proyectada es variable, y puede ser proyectada en una pared, como se ha hecho aquí, o en una pantalla de dos caras translúcidas en la cual los espectadores puedan acercarse a la obra desde el lado de la difracción de la máquina y/o desde el lado del abstracto juego de la luz proyectada.

Sandra Gibson: El cristal rota a 2rpm. El ritmo consistente y repetitivo del conjunto mecánico del proyector y de la unidad rotatoria se rompe continuamente, se interrumpe, y de este modo da lugar a algo espontáneo e impredecible, por medio de los cambios mínimos y erráticos de luz, de color y de movimiento en el celuloide magenta –una bobina de 1600 pies de un largometraje.

Luis Recorder: En esta obra, estamos interesados en presentar un cierto materialismo óptico por parte del propio acontecimiento de la proyección, que no sólo se centre en las lentes, sino también en la interacción entre la luz obturada, el celuloide y los cristales cóncavos o convexos. El tiro de la luz se lanza a través de una serie de relevos ópticos, con el fin de dispersar, curvar o redirigir una cierta flexibilidad cinemática continuamente móvil.

Diffraction Apparatus for Magenta Film planea una cierta plasticidad espectral, causada por los infinitos rebotes de la luz acristalada por la recámara.

3. Loop

Proyector de 16mm., película de 35mm., ventilador eléctrico, dimensiones variables (imagen proyectada: 1.3’ x 1.8’).

Sandra Gibson: Un proyector de cine vacío ilumina una tira de película, y se encuentra situado a unas cuantas pulgadas de la pared de la galería; un ventilador eléctrico provoca una corriente ascendente y espiral de aire invisible. El rectángulo iluminado atrapa la película como si se tratara de un travieso juego fílmico.

Luis Recorder: Loop es una instalación que aspira a reflexionar sobre la idea de «performance de proyección» -el tema general de nuestro estudio. ¿Requiere la performance de la proyección, necesariamente, de la ayuda de un «performer»? ¿O es un atisbo de la llamada construcción preformativa en torno al propio medio? Podríamos aventurarnos a decir que quizá hay una preocupación porque el cine sea, digamos, performativo, en cuanto a su propia materialidad y quizá incluso en cuanto a su propia vulnerabilidad.

Sandra Gibson: De este modo, podemos decir que la proyección excede los límites de su propio concepto como mecanismo meramente funcional para la performance mecánica de las obras cinemáticas. El concepto de «performance de proyección» es, por lo tanto, inherente al medio que «performa», no sólo por la negación de su meditación y de su subordinación al material que es el celuloide, sino también por su resistencia ante una pretensión pasiva. La proyección proyecta su ambivalencia al material, dudando intermitentemente entre su incondicional animación de un objeto muerto y su absoluta indiferencia sobre si el objeto está muerto o perdido.

Luis Recorder: «Performar» lo ya «performado» consiste en llevar este elemento de resistencia hasta la conciencia de un segundo grado. A la luz de esa conciencia, el concepto de performance de proyección se convierte en un concepto tautológico, en el cual la «performance» se dobla y, de ese modo, se sitúa en primer plano el funcionamiento específico de la máquina proyectiva.

4. Untitled

Proyector de 16mm., película en color de 16mm., tres humidificadores eléctricos, plexiglás, madera, dimensiones variables (imagen proyectada: 2.1’ x 2.9’).

Sandra Gibson: Untitled es una obra evocada a partir de nuestra experiencia como artistas que se dedican a las performances de proyección. En particular, a partir de nuestra experiencia a la hora de trabajar en la cabina de proyección en una sala de cine. Los elementos de esta instalación utilizan la luz proyectada y la humidificación del cristal con el fin de llamar la atención sobre la perspectiva formada por las diferentes capas del proyeccionista.

Luis Recorder: El deslizamiento de algunos de estos elementos del aparato cinematográfico por el espacio de la galería demuestra la naturaleza compuesta e incluso diseminada del medio. Tres humidificadores eléctricos se disuelven continuamente, se saturan, y de este modo vuelven a trabajar la imagen.

Sandra Gibson: El cine no es una ilusión que tome lugar delante de un público pegado a un espectáculo en dos dimensiones, sino un campo material que se despliega a medida que se procesa, y que siempre se está disolviendo (pero que no se pliega) en un vacío inmaterial.

5. Light Years

Proyector de 16mm., bobina de 16mm., posición del proyector, pantalla plateada, dimensiones variables.

Luis Recorder: Light Years rompe con los elementos básicos de la proyección de cine y de la pantalla. Esta obra se proyecta a 24 fotogramas por segundo, lo cual queda visible por medio de los espacios perforados que vemos en la rueca de la bobina. Ésto es una forma de rebobinado constante.

Esta pieza puede ser considerada una forma de escultura cinética.

6. Crawl

Dos proyectores de 16mm., película negra de 16mm., medios mezclados, 7.8’ x 2.7’ x 1.6’.

Sandra Gibson: Esta obra, como Light Years, rompe las variables de los materiales cinematográficos. Consiste en un alzamiento del cine contra la pared. La tira de película es concebida como una pantalla en movimiento. «Crawling» sugiere el hecho de levantar la superficie de la pared. No hay luz proyectada. Es el anti-cine. Crawl usa una especie de guía de película negra, la cual es opaca y no es propicia a una luz que pueda pasar a través de ella. Esta obra requiere que el espacio de la galería sea iluminado con luz artificial.

7. Encore

Película en blanco de 16mm., bobina de 16mm., pedestal blanco de aluminio, 2rpm.

Luis Recorder: Una bobina de película se desenrolla silenciosamente y se va acumulando en el suelo de la galería. Al final de la película, la bobina es reemplazada… Esta obra es una pieza propia del cine sin proyector, y aún así llama la atención sobre la proyección. Encore es un trabajo sobre la duración –la bobina se desenrolla a dos revoluciones por minuto. Una bobina de 800 pies, la cual tardaría normalmente unos 24 minutos en desenrollarse, queda aquí desparramada durante más de tres horas.

Sandra Gibson: Es una especie de despliegue estructuralista. Desplegar, desenrollar, destensar… Aparte de su propia tradición cinematográfica, estamos pensando en otras formas artísticas como el arte del procesado o el arte conceptual.

8. Light Spill

Película de 16mm. modificada con el proyector, película de 16mm., dimensiones variables.

Luis Recorder: Un proyector en una habitación proyecta el contenido de una bobina de cine en la estancia. Una vez acaba la película, se aconseja al visitante que compruebe, junto al vigilante de la galería, que en el proyector se encuentra la bobina completa. Durante el intervalo en el que no hay ningún visitante, el proyector continúa corriendo con la lámpara encendida hasta que haya un cambio de bobina. A lo largo de la exposición, termina por emerger una incontrolable creciente pila de celuloide que va inundando el suelo de la galería.

 

Sección 2: Light Spill

Leer la siguiente diapositiva (con proyeccionista – 3 mujeres):

Light Spill es una instalación que concebimos en 2005. Aquí, podéis ver la instalación dentro del emplazamiento convencional de una galería. Todo lo relacionado con la experiencia cinematográfica se ha preservado: el proyector, la película, e incluso un proyeccionista que estará presente a tiempo completo. Lo que se ha perdido, de todos modos, la bobina receptora. Más allá del periodo de la exposición –en este caso, un mes–, la pila de celuloide se acumula en el suelo de la galería. La idea original para Light Spill consistía en exponer la materialidad de la película, y quizá acceder a un cine performativo e incluso a un potencial escultural. Como artistas, generalmente tendemos a trabajar en este nivel con lo material, en lo que habitualmente se describe como «cine expandido».

Leer en Timeline:

Esto es un listado de los lugares en los que se ha mostrado Light Spill. Las duraciones de cada muestra son normalmente un mes, con algunas excepciones, como en Union Docs, en Brooklyn, Nueva York, donde duró algunas horas, y Tent., en Rotterdam, donde estuvo tres meses. Concebida como un «archivo abierto» en desarrollo, el trabajo artístico intenta fomentar un acercamiento colaborativo en relación con la visita a la exposición. A la hora de realizar la instalación de Light Spill, necesitamos que la visita a la exposición suministre todos los elementos de la obra, incluyendo la película. Cada una de esas visitas ha dado lugar a una serie de recursos locales a la hora de descubrir una plétora de celuloide desmantelado, abandonado, huérfano. Examinaremos brevemente algunos de las fuentes de recursos más relevantes.

Leer en Janalyn Hanson White Gallery:

Aquí podéis ver la primera exhibición de Light Spill. Las películas, la mayor parte de ella educativas, o documentales, fueron suministradas por Mount Mercy Library, mientras se iban quedando tácticamente «obsoletas» de acuerdo con el comisario de la galería. Tras la exposición, gran parte de la película fue también desechada, aunque parte de ella se utilizó en unas prácticas para un taller de animación sobre la película realizado en la escuela. A nosotros nos enviaron unas cuantas bobinas sin usar para que las utilizáramos para otros proyectos.

Leer en Tent.:

Todas las películas para esta exhibición de Light Spill fueron suministradas por un laboratorio local de Amsterdam. El material consistía por completo en negativo de película, lo cual proporcionaba una hermosa cualidad a la pila de película, según dijo un crítico de Le Monde, «brillando como un alga».

Leer en Images Festival:

La película fue suministrada por varios recursos locales, incluyendo: Niagra Film Labs, Lift y Canadian Film Distribution Center.

Leer en Robischon Gallery:

La película, para esta exhibición, fue suministrada por la Universidad de Colorado en Boulder y una «baldosa» de película del Cinemalab de Denver. Una parte de la película, después de haber desinstalado todo, se cedió al artista local de Denver Terry Maker, cuyo trabajó se podrá ver después de nuestra charla.

Leer en Kunst Walcheturm

Para esta pieza, toda la película fue donada por un museo local sobre el sonido de Zurich. Las películas se habían retirado, ya que tenían múltiples copias. Eran parte de unas series televisivas sobre la música folk regional. Lo curioso es que no tenían banda de sonido.

Leer en Solar Gallery:

Esta es una de las pocas exhibiciones en las que enviamos la película mientras la galería intentaba localizar material inservible. Toda la película para esta muestra nos fue donada por el director del Virginia Film Festival, Richard Herskowitz, quien la recibió de la Universidad de Virginia en Charlottesville. Eran largometrajes de tres rollos que padecían del síndrome del vinagre.

Leer en MuHKA:

La versión más reciente de Light Spill formaba parte de una exhibición llamada Graphology, que tenía que ver con la «escritura automática» y con la autoinscripción de la propia máquina. En este caso, se utilizó el negativo de la película en color.

Leer en Re-propuesta:

Como he mencionado previamente, al final de la exhibición en la galería Robischon, el artista de Denver Terry Maker usó parte de la película para su trabajo artístico en el que mezclaba varios medios, incrustando el celuloide en yeso. Aquí ella utilizó un texto de William Blake titulado «Little Fly».

Esto es un fragmento de una instalación del cineasta canadiense Alex McKenzie. La pieza es un homenaje a Light Spill y se titula: ACCUMULATION (in correspondence with Luis and Sandra) OR (after Luis and Sandra).

Esta diapositiva final se corresponde con nuestro trabajo más reciente, Vehicular Circular, que incorpora material de la película de un conductor del show en Mount Mercy. Elegimos dos planos e hicimos dos películas de 400 pies que nos permite realizar loops para la instalación.

 

Sección 3: Demo

Sección 4: Projector Performance

Sección 5: Aberration or Untitled


Barcelona, 5 de noviembre de 2011.

Declaraciones y reflexiones traducidas del inglés por Francisco Algarín Navarro.