1.

ESCRITOS

Por Robert Beavers

The Suppliant (Robert Beavers, 2010, 16mm, color, 5 min.)

1. Editar y lo oculto.

La cualidad viviente de la imagen: es suficiente por sí misma para descubrir un medio de lograrlo.
La gran cantidad de horas de montaje paciente, este modo de escuchar la imagen, esperando a que hable y a que revele su patrón; claro y a menudo inesperado, aún reconocible en su rectitud.
Está la elección sobre qué descartar y la dirección de lo que es incluido. La disciplina comprende no realizar nunca un corte en el montaje como una corrección de la imagen.
La escala de la película editada, su dimensión, es el resultado de cómo el montaje es continuado. Uno debe protegerse contra los momentos de pérdida de concentración en la velocidad del crecimiento, de un crecimiento narrativo, se pierde… Emplazo fragmentos de la película que no tienen ningún uso en una esquina de la mesa; entonces, en un cierto momento, cuando se han acumulado, se convierten en un obstáculo para seguir trabajando, a menos que los despeje completamente de la mesa; si no, toman el sentido de convertirse en una carga. No es suficiente con desechar los descartes ahí; deben ser quitados para hacer espacio a la próxima elección en el montaje. Memorizo la imagen y el movimiento mientras sostengo la película original con una mano; la memorización gana un peso y se convierte en la fuente del montaje. Para ver la película proyectada en una mesa de montaje esto nos distraería solamente, creando la ilusión de que el montaje se ha realizado viendo; en cambio, es protegido por una intención sobredeterminada, más que obstinada, responde a la memoria del montaje sosteniendo la imagen en una mano.


<                                                                            >