CINÉMA DU RÉEL 2012: AUTREMENT, LA MOLUSSIE, DE NICOLAS REY (II)

El cine encontrado (Notas sobre Autrement, la Molussie de Nicolas Rey)

por Miguel Armas


#1
Marguerite Duras a Michael Snow: «Hace cuarenta años que el cine tiene vergüenza de la palabra, como tiene vergüenza de ser inteligente».
Michael Snow a Marguerite Duras: «(…) Una película me interesa a partir del momento en que puedo verla como una escultura cuyos materiales serían la luz y el tiempo»1.

#2
Molussie, según Günther Anders: un país misterioso e imaginario, gobernado por un régimen totalitario. Un país invisible, que sólo conocemos por la experiencia de dos prisioneros encerrados en sus oscuras catacumbas, Olo y Yegussa. Un país referenciado en sus escritos teóricos sobre la sociedad nuclear, incluso si cita pasajes que no están en la novela original. Molussie, según Nicolas Rey: paisajes familiares llenos de extrañeza. Imágenes de un tiempo y un lugar imprecisos. La naturaleza, trabajada y contaminada por el ser humano: autopistas, máquinas de arar, urbanizaciones, aerogeneradores, estadios, fábricas, diques, parkings…

#3
Algunos planos de Autrement, la Molussie están rodados con un mecanismo activado por el viento2, sin intervención de ninguna acción humana. Un movimiento que permite activar el funcionamiento de la cámara, registrando el paisaje sobre una película de 16 mm caducada. La cámara se mueve libremente sobre su base y capta todas las intermitencias lumínicas, el temblor de las líneas, los cambios de luz, la mezcla de los colores –verde, azul, gris, blanco–. Una película construida a partir del azar, del encuentro. Ocurre algo similar con el sonido: el viento parece arrastrar el ruido de un avión, el canto de un pájaro, una alarma y los fragmentos leídos de la novela de Anders.

#4
En uno de los diálogos de Die molussische Katakombe, Olo le dice a Yegussa que lo positivo es invisible. Es decir, que las cosas positivas nunca se perciben, sino su reverso: sólo tenemos consciencia de nuestro cuerpo cuando aparece una enfermedad, sólo tomamos consciencia de nuestras condiciones de trabajo cuando estamos en huelga. Y si la única cosa visible es lo negativo, las imágenes de Autrement, la Molussie trabajan sobre esa materia, la esculpen, no tanto por su significado sino por lo que son en sí mismas. Un trabajo que aproxima las imágenes a lo invisible de las cosas visibles, que da a ver lo que siempre ha estado ahí y que hasta ahora no habíamos percibido. Las relaciones que se establecen entre los diferentes materiales del filme no son lineales ni metafóricas, sino más bien subterráneas, como las voces de esos dos personajes que aprehenden el mundo desde la oscuridad de una catacumba.

#5
« Günther Anders termina una primera versión de Die molussische Katakombe antes de la llegada al poder de Hitler, y luego confía el manuscrito al editor de Brecht. Éste, por prudencia, lo guarda en una carpeta que muestra un mapa de Indonesia, al que él añade una isla con el nombre de Molussie para hacerlo pasar por el relato de un viaje. Justo después, la Gestapo se planta en su casa y requisa todos los manuscritos que encuentra. Afortunadamente, los censores caen en la trampa y dejan el de Molussie sin haberlo leído. En marzo de 1933, poco después del incendio del Reichstag y su fatal cadena de consecuencias, Günther Anders y su mujer, Hannah Arendt, abandonan Alemania. De exilio en París, antes de irse a Estados Unidos en 1938, Anders completa frenéticamente el libro, que triplica su volumen. Intenta editarlo, pero no encuentra nadie que quiera hacerlo. Al finalizar la guerra, considera que editarlo no tendría sentido, y habrá que esperar al año de la muerte de Anders, 1992, para que Becks lo publique en Alemania. Hoy en día, el libro está agotado y ni siquiera está traducido, si bien la obra filosófica y política de Anders, posterior a esta única novela, circula ampliamente. » (Nicolas Rey).

#6
Una película atemporal, o la última película en 16 mm. El cine como trabajo de encuentros –con una cámara, con un negativo caducado, con el viento, con un paisaje, con un texto–. Para Nicolas Rey, hacer cine es confrontarse con las máquinas, mantener una relación igualitaria con ellas sin que su utilización se convierta en una dictadura (otra idea que toma de Anders). Rey, documentalista de ciencia-ficción, viaja con sus máquinas a ese extraño país llamado Molussie para mostrarnos sus paisajes.

#7
Autrement, la Molussie es una película sobre el fascismo. Pero la película en sí no significa nada.


***


1. Conversación (imaginaria) entre Marguerite Duras y Michael Snow, en la web de Nicolas Rey.
2. Demostración del mecanismo (denominado zéphyrama): http://nicorey.perso.neuf.fr/anders/images/zephymervagues.mp4