PUNTO DE VISTA 2018 (10): CORRESPONDENCIAS, PELÍCULAS COMO CARTAS. WARREN SONBERT

Warren Sonbert

Por Rudy Burckhardt



Lo que me atrajo en primer lugar de las películas realizadas por Warren Sonbert en los sesenta fue su sencilla elegancia al moverse entre jóvenes hermosos. Quizá me sentía viejo en aquella época. En una escena, la cámara describía un círculo completo alrededor de una bonita pareja en Gramercy Park, en otra un grupo de modelos desfilaban de un lado para otro, luego te perdías deliciosamente en la habitación de espejos de Lucas Samaras. El movimiento parecía más sensual y relajado que en Brakhage, y la música rock del momento añadía excitación.

Unos años después, todo cambió con Carriage Trade. Con una duración de casi una hora y silente, la película asume una nueva severidad. Hay maravillosas imágenes de Marruecos, Afganistán y otros lugares exóticos vistos y filmados de forma esplendorosa, y al principio y cerca del final una cascada diagonal, además de muchas otras imágenes que permanecen contigo para pensarlas más tarde. Recuerdo un plano increíble en el que se aproxima y atraviesa una bóveda árabe solitaria en medio del desierto que nunca querré olvidar.

Divided Loyalties, de unos veinticinco minutos, está estructurada más densamente y, al contrario que el anuncio de Chesterfield de los cuarenta, no satisface. Las imágenes nunca se detienen, se suceden unas a otras en un ritmo de staccato como un cuarteto de cuerda de Eliot Carter. Un plano sorprendente –tal vez las nubes del atardecer sobre una ciudad– es rápidamente anulado por otro más trivial y al final hay pocos que puedas recordar. La estructura es complicada: no hay repeticiones, puedes ver las rimas visuales pero no puedes predecir ninguna. A veces me gustaría que una imagen tomara el control y se quedara ahí para ver de qué se trata, pero eso no es la película que Sonbert está haciendo. Tiene su propia lógica interna y resulta fascinante.

Publicada originalmente en Film Culture, nº 70-71, invierno de 1983.

Traducción del inglés de Francisco Algarín Navarro,
Alberto Anglade, Miguel Armas, Bruno Delgado, Jorge Suárez-Quiñones Rivas