NOMADICA. WEEKEND ON THE MOON

‘Log Abstract’, de Scott Hammen

Por Prosper Hillairet, Yann Beauvais y Scott Hammen

 


Log Abstract (Scott Hammen, 1989)

 

I

 

‘Log Abstract’
Por Scott Hammen

Log Abstract: Secuencias extraídas de un diario filmado cuyo título hace referencia a los siguientes sentidos de las palabras inglesas «log» y «abstract», que parecen poder describir la película.

Log: informe de la velocidad de un barco, o la distancia recorrida cotidianamente. Informe del recorrido o de la travesía de un barco (inscribirse en un diario de a bordo, por ejemplo, apuntar las millas recorridas).

Abstract: lo que contiene o concentra en sí las cualidades esenciales de una cosa mayor. Retirar, separar; considerar separadamente.

Publicado originalmente en el folleto de la proyección de Log Abstract
en Cinéma du Musée, 23 de marzo-4 de abril de 1988.

 


Log Abstract (Scott Hammen, 1989)


II

‘Log Abstract’
Por Prosper Hillairet

Scott Hammen combina, de manera muy personal, las dos tendencias en sus series Log Abstract. Ha conservado dos elementos del cine estructural, el rigor del trabajo y la composición sistemática a partir de algunos elementos. Pero allí donde en el cine estructural el rigor y el sistema reenvían a un ascetismo de la forma cinematográfica en una indiferencia hacia los elementos tratados, Scott Hammen busca una armonía entre el mundo presentado (los elementos) y la forma de exposición (el sistema). La composición de un Hollis Frampton en el mundo de Stan Brakhage. Un Frampton más lírico, un Brakhage más sistemático. Hammen filma a su familia, sus paisajes familiares, se filma. Y todos esos elementos, tomados separadamente o combinados, están sujetos a un procedimiento particular por secciones, como un poema con las mismas palabras, los mismos procedimientos de construcción, pero dispuestos de manera diferente en cada estrofa. Y en estas combinaciones, todos los elementos permutan como, en un juego de espejos, el cielo, que toma el lugar del agua e inversamente. El tema del doble vuelve en el uso de los espejos que rompen la imagen, que ofrecen nuevas perspectivas; el doble y el movimiento, el reflejo en el agua que corre. Pero también el tema del triángulo, triángulo familiar, triángulo de los elementos, cielo, tierra, agua. El cine como doble en movimiento de estas combinaciones en triángulos.

Publicado originalmente en el folleto de la proyección de Log Abstract
en Cinéma du Musée, 23 de marzo-4 de abril de 1988.



Log Abstract (Scott Hammen, 1989)


III

Scott Hammen
Yann Beauvais

La obra de Scott Hammen está marcada por una afirmación de la dualidad –una práctica dialéctica que mezcla dos tendencias del cine experimental: el cine estructural por un lado, el cine diarístico por otro. El efecto distanciado del primero se corresponde con el lirismo del segundo de la misma manera que se yuxtaponen diferentes lugares –la ciudad (París) contrastada con el campo francés y americano. Siguiendo el ritmo de las estaciones, las personas y los lugares cambian y la escena se desplaza de la familia a los paisajes familiares, de un lado del Atlántico al otro.

La singularidad de las películas de Scott Hammen tiene que ver con su capacidad para conectar elementos opuestos en una única aproximación. Hace que los opuestos coexistan de una manera harmoniosa mientras que al mismo tiempo se preserva su especificidad: el cine de Scott Hammen asume el reto de reforzar los opuestos y lo consigue. La distinción del trabajo consiste simultáneamente en afirmar tanto el rigor como la luminosidad, la formalidad y el lirismo.

Las películas de Scott Hammen pertenecen a una forma definida en primer lugar por Jonas Mekas, a la que comúnmente se le llama diario filmado. Se parecen a esta forma por la atención que el cineasta dedica a su entorno inmediato, pero también se separa de ella por la forma en que la imagen se fragmenta y se multiplica a través de diferentes técnicas de diferente complejidad, una manera de fragmentar y de replicar la imagen que el cineasta desarrolla de una película a otra.

Las películas de Hammen pretenden rendir homenaje a las fuerzas elementales de la naturaleza, el ciclo de las estaciones, el paso del tiempo en una familia. Cada película se fractura en partes separadas de acuerdo con los temas y con las aproximaciones formales sistemáticas. Sin embargo, cada película queda también unida por una aproximación parecida a cada tema: la infancia, el paisaje rural, las mujeres, el paisaje urbano, el autorretrato, el océano, un lago, un río. No importa lo que retrate la cámara, las ópticas se manipulan de varias formas –replicando los objetos mediante el uso de espejos, escorzando la perspectiva y resaltando el contraste para obliterar los detalles, o las rotaciones de 180 grados utilizando capas de espejos para hacer que nuestro mundo se ponga bocabajo.

El cineasta aparece en los lugares, es una criatura de la naturaleza. Los paisajes son pictóricos en su composición pero también se vuelven dinámicos tanto por las diferentes herramientas ópticas empleadas por el cineasta como por las cadencias que van del rodaje continuo al time-lapse. El uso de esas herramientas implica que el montaje sea poco habitual o que no exista, utilizado en ocasiones para aislar detalles, pero nunca para colocar una secuencia en el lugar de otra.

La disparidad entre las aproximaciones a los diferentes elementos está contrabalanceada de una película a otra por su repetición, o, en el caso de las personas, por sus transformaciones. En este sentido, el cine se convierte en un instrumento para celebrar los ritmos de la naturaleza y de la vida, una forma de redescubrir la harmonía entre el  artista y su entorno.

Publicado originalmente en L’art du Mouvement.
Collection cinématographique du Musée national d’art moderne,
Jean Michel Bouhours (Ed).
Centre Pompidou: Paris, 1996

 

Traducción del inglés y el francés de Francisco Algarín Navarro.
Agradecimientos a Prosper Hillairet, Yann Beauvais y Scott Hammen.

 


Log Abstract (Scott Hammen, 1989)