CANNES 2013 (1): THE BLING RING, DE SOFIA COPPOLA

The Bling Ring

Por Daniel Kasman

(read the original version in English)



El Sueño Americano del cine actual es, en general, el que ha sido siempre: ambición propia. Magic Mike (Steven Soderbergh, 2012), Spring Breakers (Harmony Korine, 2012), Pain & Gain (Michael Bay, 2013): la tenacidad y la perseverancia de aquellos que persiguen algo especial para sí mismos. El Sueño Americano de Sofia Coppola no tiene ilusiones de ascenso social; su sueño es el de un espejo frente a un espejo. Los guapos y ricos miran a sus equivalentes famosos y desean consumirles no para mejorarse a sí mismos sino para hacer de alimento. Algo consume una imagen de sí mismo para alimentar su propia imagen. La pandilla de chicas, y algunos chicos, de The Bling Ring no miran ni se comportan diferentemente después de pasar de fiesteros modernos del sur de California a ladrones criminales; sólo continúan existiendo como lo han hecho en el pasado, de crucero en un mar de imaginería proyectada, asumida y consumida. Pre-crimen, post-crimen: misma actitud, mismo estilo de vida. La cultura de consumo es extirpada de la economía y se convierte en un revoltijo interno de alimentaciones; la juventud estadounidense ya no «consume» imágenes y materiales como compras y adquisiciones, sino que absorbe –ilegalmente e invasivamente– esas imágenes y materiales para convertirse en sus propios elementos definitorios. El «carácter» humano no es más que la reacción a la imagen de uno mismo y a los demás, superficial, distraídamente interesado, fundamentalmente no comprometido, temporalmente satisfecho, siempre poniéndose en duda a sí mismo. Y los materiales así ya no son bienes sino sólo imágenes; bolsos como «bolsos», sin tener en cuenta la marca, los famosos como nada más que mansiones vacíos con las puertas sin cerrar, llenos de atracciones a desvalijar, desechables e intercambiables.

No hay nada de la exuberancia explícita, y su simultánea incomodidad, de la grotesquería exuberantemente honesta del Pain & Gain de Michael Bay, o de la peligrosamente ambivalente e impresionista dedicación videoartística de Spring Breakers de Korine. La película de Coppola se parece más al estilo de la «Nueva Objetividad», materialista y semi-arbitrario, del último cine digital de Soderbergh, con un director que se mantiene a una cierta distancia de su material propio, «ejecutando» un proyecto, con todo un largometraje pendiendo de una premisa conceptual que será después ilustrada medio fragmentariamente, según caiga el día de rodaje, con poca construcción racional de la escena excepto la cuidadosa presentación de los conceptos al público. The Bling Ring presenta poco análisis de la dinámica social o de la cabeza de sus protagonistas adolescentes, y la distancia parcial de Coppola deja a la película colgando de un estado inseguro sobre qué mostrar o por qué mostrar lo que se decide mostrar. Y me pregunto: ¿Esta película está tratando de evitar convertirse en parte de la cultura adicta a la imagen que retrata? Las películas de Korine y Bay son, contundentemente, parte de lo que critican; Coppola intenta a la vez formar parte y quedarse a un lado. En su peor parte esto no puede ser más que ilustración con mensaje social, con una banda sonora, compuesta desde dentro a fuera, al compás de la situación de los adolescentes ricos de Estados Unidos que crecen en un vacío en el que el valor no es una escala moral sino la inferencia de una imagen bidimensional compartida digitalmente. El valor último sería la calidad del «registro» de una foto subida a y «archivada» en Facebook, olvidada entre las avalanchas del muro y requiriendo en su transitoriedad un coste que es el de su actualización constante. Pero por lo que respecta a The Bling Ring uno apenas puede sentir que este «coste» sea humano.

 


THE BLING RING
Un certain regard

USA. 2013. 90’
Director: Sofia Coppola
Guión: Sofia Coppola
Fotografía: Christopher Blauvelt, Harris Savides
Montaje: Sarah Flack
Música: Brian Reitzell, ScHoolBoy Q, Reema Major, Sammy Adams, M.I.A., Rye Rye, Oneohtrix Point Never, Big K.R.I.T, Kanye West
Decorados:
Anne Ross
Intérpretes: Emma Watson, Leslie Mann, Taissa Farmiga, Israel Broussard, Katie Chang, Claire Pfister, Georgia Rock, Maika Monroe