BAFICI'09: OFFRE D'EMPLOI (Jean Eustache, 1980)

Vivir como filmó Eustache y viceversa

por Fernando Ganzo

En mis inicios cinéfilos, pronto me apegué al cine de Jean Eustache. Más tarde comprendí por qué: en sus películas la tradición de un cine francés literario y hablado recuperaba su vinculación, a menudo perdida, con la experiencia vital más concreta, aquella que Jean Renoir supo instaurar. En el cine de Eustache, pensar en las situaciones y cómo filmarlas es lo mismo que decir cómo vivirlas. Las ideas, poéticas o prosaicas, se desabstraen en un estilo interpretativo que reformuló la interpretación cinematográfica francesa. El vínculo, sin embargo, era demasiado tenso. Vivir su vida en el cine (o quizás viceversa) terminó consumiéndole, pero sólo así pudo bañar cada diálogo, cada movimiento de cámara, torpe o firme, de vida. Sólo Jean Eustache, tras la explosión referencial de Godard, era capaz de recuperar la sencillez de hacer a Jean-Pierre Léaud en Le Père Noël a les yeux bleus (1966) acudir a un cine donde se proyectan Los 400 golpes (Les Quatre cents coups, François Truffaut, 1959) interpretando a otro personaje. Pues representación, narración, interpretación y citación forman parte de la misma experiencia vital.

También me llamó la atención como, tras su muerte, Philippe Garrel pareció verse obligado a recoger ese testigo, pues junto a Eustache, era Garrel quien se había desmarcado gritando en primera persona entre ciertos ya olvidados adláteres de un pesado hito. Demasiado para que algunos lo soportasen sobre los hombros. Garrel podría entonces estar tan agradecido a Eustache por demarrar su reescritura de la historia del cine como nosotros a él por mantener viva esa luz crepitante hasta hacerla estallar veinte años después en La Naissance de l’amour (1993) tras la cual volvimos imperativamente a ver La Mamain et la putain (1973), y volvimos a vivir a Eustache, de otra manera.

Su Offre d’emploi puso fin a su carrera, y quizás por ello me he sumergido inconscientemente en un tono obituario, y me disculpo: debería haber hablado más de los rostros en la sala de espera, del movimiento de cámara que los recoge, del intercambio de planos en distintos ángulos y proximidades del momento privilegiado, la entrevista, en el que un hombre y una mujer no pueden verse como tal, pero la cámara si, y, por lo tanto, ellos, en realidad, también. Pero sentí naturalmente la necesidad de hablar de mis inicios ante sus películas para hablar de su fin, sin fin.


OFFRE D'EMPLOI (Jean Eustache, 1980) se proyecta los días 30 de marzo y 1 de abril de 2009. La programación íntegra del BAFICI'09 se puede consultar aquí.