L'ÂGE D'OR FESTIVAL 2016 (X)

Carta desde San Francisco (II)

por Will Hindle




Ella llenó de napalm mi desayuno, protegiendo el blanco de los huevos con su cuerpo, así se mantenían resbaladizos y fríos. Luego salió y echó la bronca a un miembro de un colectivo minoritario desprivilegiado por quedarse dormido, con la cabeza hacia abajo, frente a una taza de café que ella había preparado esa misma mañana. Creo que siempre la recordaré así.

Es otoño y amanece en North Beach. Está todo húmedo. Vivo. Pasan los días y las noches y sigue amaneciendo y todo sigue estando vivo. Todo está completamente despierto en la Union Street. ¿El Sol? ¿El Holocausto en el Oeste? No. Había una bombilla enorme de billones de kilovatios encendiéndose y apagándose en la fachada de Canyon City Coop. Llamé a la puerta, sacudí la puerta para que me dieran un trabajo. Un trabajo haciendo empalmes. Poliéster. Nada. Una luz enorme, la casa vacía. Nada más que el contador eléctrico, que parecía decir, allá dentro: un poco más de claridad.

Di unos golpes más en Russian Hill y, mareado, me volví a casa. Por lo visto, un viejo Cataffo que estaba en la esquina no sabía que el S.F. «Film Festival» no existe. Viejos millonarios que sufren problemas humanitarios, dando a entender que nadie quiere darles un beso en el culo, no han donado sus doscientos dólares. Dicen que no hay nada que vibre en los escenarios como para apoyar a esos extraños tipos del mundo del arte con doscientos dólares, que no darán nada este año. Un boom boom en el pecho… «Es mejor que el New York Film Festival, que cualquier otro festival, porque éste es el único del que se obtiene un beneficio». Esto es muy triste.

Recomendaría hacer un buen boicot a este S.F. «festival», si no fuera por el hecho de que boicoteo los boicots. Seguid unidos por el cine… seguid trabajando y seguid creyendo en vosotros. Y mandad a esa cantante, a esa estrella, a cualquier lugar que os parezca oportuno. Cantad a la gente. Esperad ganar un premio, pero dinero en efectivo. Pero si ésa no es vuestra idea, no pasa nada, vuestra lucha no es menos importante. Si necesitáis el dinero, o el reconocimiento, seguid hasta que podáis… Hasta que sintáis que tenéis la fuerza necesaria como para enfrentaros a los Full Quiets.

La película agua/nadar [Watersmith, 1969] está naciendo durante estas noches y estas mañanas.

Carta publicada originalmente en Canyon Cinemanews,
y recogida en MacDonald, S.
Canyon Cinema. The Life and Times of an Independent Film Distributor.
Berkeley / Los Ángeles: University of California Press, 2008.

Traducción del inglés de Francisco Algarín Navarro.