www.elumiere.net

ACONTECIMIENTOS 2012

Edwin Mak

(Read the original version in English)

Antiphon (Peter Kubelka, 2012)

Acontecimientos de 2012 para Lumière: cinco películas sin clasificar, proyecciones o instalaciones libremente albergadas en la memoria vistas el último año.

Nostalgia de la luz (Patricio Guzmán 2010)

Un producto documental de geoantropología, astronomía y política que, a pesar de caer en el eclecticismo, se ha visto enriquecido por la colaboración. En consecuencia, su tono es de una gran intensidad lírico-científica. El desierto de Atacama, su espacio común designado en virtud de su transparencia tan poco común de cara a la historia, se convierte en un factor para la distensión del polvo del presente; tanto el exterior, alcanzando las estrellas en un profundo espacio-tiempo –por medio de los telescopios estacionados estratovolcánicos y de su cielo impoluto–, así como sus interiores, penetrando en su superficie salpicada de rocas –aún quedan las inscripciones de los pastores pre-colombinos– sobre las tumbas abiertas, sin explicación, de los encarcelados y exiliados por culpa de Pinochet. «Estoy convencido de que la memoria posee una fuerza gravitacional», escuchamos. Es una declaración que crece y que, conforme vemos la película, cada vez es más difícil de rebatir.

Hello, Mr. Tree! (Han Jie 2011)

Ostensiblemente, saca a la luz el trabajo de un tema serio: el desfile de los sueños y las vidas de los inadaptados sociales en manos de la inexorable modernización de la China moderna –como farsa–, al estilo de un cuento popular de realismo mágico al estilo de Mo Yan, con canciones y bailes delirantes. Para cuando llega el acto final, nos encontramos haciéndonos preguntas más perturbadoras que tienen que ver, por ejemplo, con la naturaleza de la cordura, el actual y aterrador coste para mantenerla. Es destacable la transición virtualmente imperceptible a posteriori, así como su experto manejo de los grandes temas –una marca reconocible de su productor, Jia Zhangké, sin duda–. Y, en buena medida, se encuentra también en algún lugar entre el uso de una banda de culto Er shou mei gui's (Second-hand Rose) y un himno generacional, Huo che kuai kai (On the way).

Mekong Hotel (Apitchatpong Weerasethakul 2012)

Ya es un principio completamente establecido de la visión de Joe: los momentos intrascendentes deben ser los más sensuales, o, de lo contrario, ninguna otra cosa será digna de los sentidos. Aquí, introduce «judías verdes» o fanastmas femeninos caníbales dentro de su bestiario, todavía en expansión, obteniendo, quizá, la re-imaginación menos conformista –sin embargo, es bastante discreta, con sus apenas 56 minutos– de los géneros (melodrama, cine estructuralista, película familiar, terror) hasta la fecha. ¿Qué mejor gesto de intimidad podría existir entre una hija que añora a su madre fallecida que permitir que su amor que albergue el fantasma de sus vísceras consumidas? No hay ninguno. ¿Y cómo podrían pasar este hermoso tiempo inter-espiritual? Viendo la televisión y tejiendo juntas, por supuesto. Es un brillante testimonio el hecho de que esta confusa mezcla samsárica no sólo funcione, sino que se sienta como la única combinación natural para su tarea.

Peter Kubelka: The essence of cinema (1955-2003) en el 56th London Film Festival

Presentado en esta ocasión como un único programa ininterrumpido, como un contrapunto no oficial a Hapax Legomena de Frampton –completado con rebobinados, de estilo "rave forestal", a algunos de sus favoritos–el canon de Kubelka nunca se vio, sonó y se sintió más resplandeciente. Más tarde, un poco mareado y aturdido, pensé en una pequeña hipótesis sobre la historia del cine, aunque sin embargo la defiendo: sí, el cine puede haber empezado con los hermanos Lumière, pero sólo in media res; no fue hasta Arnulf Rainer, un siglo después, quien hizo que finalmente se presentara su «origen». ¿Qué otra cosa se podría esperar del último modernista original?

John Akomfrah: Hauntologies (2012) en Carol Fletcher, London

Una instalación vital –por no mencionar a la bienvenida intervención– de obras en vídeo del poeta del archivo, de la diáspora errante y de la memoria geopolítica vívida –en medio de una ciudad que la vivió, que necesitó recordarla, en el ataque de un año de duración contra su paisaje, por parte de una escenificación nostálgica del régimen feudal y de la subsunción de los juegos comerciales.



Traducido del inglés por Francisco Algarín Navarro

 

Edwin Mak (Inglaterra) es coeditor de Lumen y colabora en diversas publicaciones, como MUBI Notebook.