www.elumiere.net

ACONTECIMIENTOS 2012

Cristina Fernandes

(Ler a versão original em Português)

Der Tod des Empedokles (Jean-Marie Straub, Danièle Huillet, 1987)

 

La vida en los países del sur de Europa está sometida a designios matemáticos & financieros que se nos escapan; las imágenes divulgadas por los medos de difusión propagan una idea global y enmarañada de ajuste de cuentas y de castigo moral y con la forma de una espada. No sabemos quién decide las reglas, sólo su discurso indirecto; luchamos contra una entidad espiritual que permanece siempre fuera de campo; dioses mortales sin rostro pero con muchos bolsillos.

Además del trabajo y el dinero necesario para sobrevivir, el proceso de empobrecimiento en curso (la sigla portuguesa PEC adquiere, finalmente, su significado real) intenta robarnos también nuestra mayor riqueza, las formas de pensamiento: aislando los casos peligrosos, financiando los modelos en una conformidad mediocre. En 2012, mientras que los estudios de Hollywood registraron unos enormes beneficios, los cineastas que rechazan hacer salchichas o deslumbramientos fugaces para festivales se transformaron en trabajadores clandestinos.

[A pesar de poseer sus propios medios de producción (Godard y Straub filman con cámaras baratas; Straub sólo precisa de un hombre, una mujer, un árbol o una terraza para trabajar, y a Godard le basta la película ya usada), no hay salas que proyecten sus películas. Las películas siguen los circuitos marginales, no llegan a quienes de ellas necesitan].

¿Por qué la clandestinidad? Porque se empeñan en hacer películas que restituyen el valor intrínseco de cada cosa y de cada persona, películas que conservan lo que somos y lo que podemos llegar a ser, un patrimonio inalienable, películas que nos muestras el campo y el fuera de campo –materias urgentes y explosivas–.

2012 fue el año en el que el Film Socialisme salió de la pantalla y entró en nuestra vida como la lluvia:
el naufragio del Costa Concordia;
una plaza en Barcelona;
las palabras griegas;
la tragedia encallando en nuestras costas.

Godard dice que «si filmamos un atasco en las calles de París y si sabemos verlo (no sólo yo, François Jacob y yo) descubriremos –si sabemos ver– una vacuna contra el SIDA». Yo aseguro que si sabemos ver Film Socialisme, no lo que Godard quiere decir –porque no quiere decir nada (adieu au language), quiere encontrar– sino lo que surge sin que pueda ser previsto, en una confrontación entre dos imágenes, en el intervalo incierto de las posibilidades o en el seno de la familia Martin, entonces sí conseguiremos descubrir lo que cada uno debe hacer, ¿un pensamiento que sea al mismo tiempo un gesto liberador?

 

Traducido del portugués por Francisco Algarín Navarro

 

Cristina Fernandes (Portugal) es autora, junto con Rui Manuel Amaral, de Malone Meurt, donde escribe desde 2004 sobre cine, pintura, literatura y otras disciplinas plásticas.