ESPECIAL STAVROS TORNES

Encontrar la claridad y la fuerza. Entrevista con Stavros Tornes

Por la redacción de la revista Kàmera



¿Qué opina de la tendencia del cine internacional a la hora de hacer películas cada vez más caras y cuál es su posición como cineasta griego?

Cuando se invierte un capital, para cumplir las reglas del juego, debes recuperarlo y, además, ganar dinero. Teniendo en cuenta el florecimiento de los nuevos medios, se puede hablar de intentos de supervivencia competitivos dentro de ese sistema de producción, no de un florecimiento.

La gran cantidad de películas de elevado presupuesto que atraen y engatusa al espectador actual, ¿parecen legitimadas por una tendencia predominante en el cine internacional?

La legitimidad procede de la cantidad de entradas vendidas. Un número preciso, lleno de fuerza fetichista, anula cualquier objeción a la necesidad de una película.

En los últimos años, se ha debatido sobre la posibilidad para el cine griego de abrirse al mercado internacional (en la producción y la distribución). ¿Cree que hay necesidades particulares en cuanto al cine griego en relación con el mercado internacional, de tipo estético, temático o de otro tipo? ¿La coproducción internacional sólo contempla las películas de alto presupuesto?

La producción extranjera en Grecia ni siquiera se tiene en cuenta, porque no hay infraestructura. Para las películas ya filmadas, la distribución en el extranjero no es fácil. Pero quizás los países extranjeros son los destinatarios naturales de estas películas. En cuanto al aspecto estético o temático, debe superarse un cierto tipo de folklore, ya que las culturas de los países extranjeros ya han asimilado las dimensiones históricas y mitológicas del entorno griego.

¿La desconfianza de los espectadores hacia las películas griegas se debe al coste relativamente bajo en comparación con la alta consideración de la mayoría de las películas extranjeras?

Las películas extranjeras ejercen una mayor atracción en el espectador griego como consecuencia de una publicidad sistemática, de la moda, de su superioridad cuantitativa y técnica, y de la primacía de los países donde el cine nació y se desarrolló como una industria.

¿Qué opina del nivel de las películas griegas y en qué medida los presupuestos de producción limitados afectan a esas películas?

La limitación de los presupuestos es decisiva en la medida en que permite un cine personal y artesanal, donde el creador tiene un control general y la posibilidad de intervenir en su material. Independientemente del nivel de calidad, lo característico de las películas griegas es la polifonía.

¿Por qué las buenas películas internacionales suelen tener un presupuesto relativamente bajo?

...

¿Qué opina de la elección, incluso ocasional, de algunos grandes cineastas que han hecho películas de bajo presupuesto (Éric Rohmer, Martin Scorsese, etc.), a menudo consideradas entre las mejores obras de estos artistas, como en el caso de Le Rayon vert y After Hours, por ejemplo...

Hay grandes artistas que trabajan desde hace muchos años artistas (por ejemplo, Ermanno Olmi, en Italia) y que han creado un cine artesanal y personal, y también teorizan, convirtiéndolo en un modelo.

Hay artistas que, impulsados ​​por la urgencia de su necesidad expresiva, han hecho películas demasiado baratas. En Grecia, estas películas se incluyeron, durante el rodaje o después de su realización, en los programas estatales de financiación. ¿La posibilidad de producir películas de calidad parece viable a través de la adquisición de medios de producción mínimos y de la autofinanciación de la producción? Si es así, ¿qué tipo de producción propone?

Parte de la financiación estatal total está pensada para el desarrollo de un cine que podría considerarse como de bajo presupuesto. Con esta suma, los cineastas interesados ​​se librarían de la dificultad de organizar sus urgencias expresivas.

¿La tendencia observada hacia un aumento en el coste de producción conducirá a un aumento en la cantidad de fondos del Centro de Cine Griego, a una disminución en el número de películas producidas o a una disminución arbitraria en los costos? ¿Cómo se puede ofrecer a más cineastas la oportunidad de expresarse y cómo se institucionalizará la posibilidad de acceder a la financiación para los nuevos cineastas (que estén haciendo su primera o segunda película)?

...

Su forma de producir una película contempla a un guionista, un director y un productor. ¿Los métodos de producción de sus películas tienen algo en común entre sí o con los métodos de sus compañeros?

Todas mis películas son personales y tienen en común una producción artesanal, a diferencia de los trabajos de muchos otros directores que, aunque las condiciones de Grecia sean favorables para las producciones artesanales, producen películas de una manera comparable a la de la producción industrial.

¿Podría hacer la próxima película con menos dinero sin alterar sus calidad? Y si tuviera una mayor disponibilidad financiera, ¿cree que su película sería mejor?

No creo que sea peor, la falta de dinero no sería un obstáculo para encontrar una nueva calidad. No sé si la película sería mejor con una mayor disponibilidad financiera. El presupuesto bajo o alto no debe entenderse de acuerdo con una lógica económica, porque el dinero no es una panacea.

¿Cómo imagina el futuro del cine griego desde el punto de vista de la producción? (Tenga en cuenta en sus pronósticos o en sus deseos el pasado reciente y las promesas de las instituciones).

Me gustaría que el cine producido en Grecia redescubriera lo que nos dejó el cine mudo: claridad y fuerza.

Respuestas a una encuesta publicada en la revista Kàmera, nº 7, mayo-junio, 1987),
titulada «Ellinikòs kinimatoghràfos: zìtima kòstous?»
También fueron entrevistados Nìkos Peràkis, Chrìstos Vakalòpoulos,
Nikos Koundouros, Frìdha Liàppa, Mànos Zacharias, Michàlis Koutoùzis.

Publicado en Stavros Tornes - cineasta greco e italiano,
editado por el festival de cine de Turín en 2003.

Traducción del italiano de Francisco Algarín Navarro.