www.elumiere.net

ESPECIAL CHICK STRAND

Presentación de Chick Strand

Texto no firmado

 



Strand estudia antropología. Sus trabajos como fotógrafa –firma como Mildred (Chick) Strand– poseen una expresión fuerte y sensible. Sus películas se caracterizan por ser terrenalmente sensuales y poéticamente líricas, mezclando lo documental y lo surreal en una sucesión de visiones personales. Es una de las pocas artistas que ha trabajado tanto con el cine etnográfico como con el experimental.

Mientras cursaba su beca en antropología en la UC Berkeley, Strand se interesó por el cine viendo películas de Hollywood o filmes extranjeros. El cine de Lang, Buñuel, Fellini y Resnais se veía habitualmente en el Telegraph Repertory and the Cinema Threatre. «Teníamos mucha suerte de estar en Berkeley en ese momento. Veías películas allí que no podías ver en otro lugar». No tuvo relación con el cine experimental hasta que conoció a Bruce Baillie y se vio en medio de ese grupo de pioneros que fundó Canyon Cinema. En esa época tan fascinante de espontaneidad y auto descubrimiento, colaboró en la realización de Eric and the Monsters. Era un corto que evocaba las temibles visiones de un niño que jugaba en una iglesia incendiada y ruinosa. La influencia de Baillie fue fuerte; una gran ayuda en sus primeros trabajos. «Fue uno de mis profesores. Sobre todo la manera de filmar... tan próxima. Los detalles más íntimos en los que el resto no piensa».

Cuando se mudó a Los Ángeles para matricularse en el programa de cine del UCLA, fue haciendo cada vez más películas, poco a poco más complejas. Filmada originalmente en super 8, Angel Blue Sweet Wings es un montaje muy variado en homenaje a la vida y al amor que emplea técnicas como la intervención en directo, la animación, la distorsión de las lentes y el material encontrado. Se mostró en la CBS en 1973, algo muy poco habitual en el caso del cine independiente.

Strand siente una empatía especial hacia por el mundo anglosajón, aunque la mayoría de sus películas se centran en las vidas y los mitos latinos e indios. Anselmo fue la primera de esas películas. Viviendo en México con su esposo Marty (Neon Park) Miller, mantuvieron una estrecha amistad con Anselmo Aguascalientes, un obrero músico estoico y versátil. Strand filmó el momento en el que se presentaron con una gran trompeta para Anselmo. Luego volvió al UCLA para montar la película. Fue entrelazando todo aquel material en una celebración alegre y rítmica en la que los cuerpos se arremolinan y danzan en medio de la luz iridiscente de unas imágenes solarizadas y coloreadas en negativo, en las que vemos un avión bajo un arcoíris contra un cielo violáceo. 

Buscando conseguir un mayor control sobre la imagen, encuentra un aliado en Pat O’Neill, en UCLA, quien estaba explorando los poderes creativos de la optical printer. Strand utilizó esta herramienta para hacer Waterfall, que incluía fragmentos de «By a Waterfall», una escena de la película de Busby Berkeley Footlight Parade. Su experiencia en revelado y solarización se combina con una oda al agua que corre y cae en la cascada.



Cuando Colin Young era Presidente del Theatre Arts Department en UCLA, trabajó como productor de Mosori Monika. Esta es una película que abarca, poéticamente, dos generaciones y dos cultura opuestas, puesto que cuenta la historia del implacable intento de «civilización» de los indios warao del delta del Orinoco en Venezuela por parte de las monjas franciscanas españolas. Elasticity es su película más personal desde el punto de vista autobiográfico. La describe como «un surrealismo impresionista en tres actos: amnesia, euforia y éxtasis». Se trata de un collage visual dinámico formado tanto por montaje asociativo como por imágenes en conflicto. Las voces en inglés, japonés y francés hablan fuera de plano y funcionan como subtítulos que aparecen inscribiendo frases como «la amnesia consiste en no saber quién es uno y en querer saberlo desesperadamente» o «el sueño de la piedra es querer ser una nube».

Guacamole, como Anselmo, es un pequeño cine-poema, pero de un tono más trágico que celebratorio. Se centra en la taciturna y lírica melancolía de la polaridad vida/muerte propia de la fiesta y el toreo. Cosas de mi vida es un documental sobre el músico Anselmo, realizado ocho años después. La película va de la extrema pobreza de la que consiguió salir a una riqueza relativa y al disfrute del orgullo por haber conseguido sacar adelante a sus hijos, miembros de la orquesta sinfónica. Se trata de un retrato reposado, cándido e introspectivo de un extraordinario hombre ordinario

Mujer de milfuegos es la obra poética más inquietante y potente a nivel dramático de Strand. Se trata de la parábola de una joven americana que enloqueció en un pequeño poblado mexicano. Los habitantes del pueblo se creyeron que era la bruja que afirmaba ser. La poetisa Mary Cruz Patino de Pintado interpreta el papel de la mujer loca deambulando por una iglesia en ruinas o el desierto, cumpliendo las urgencias de los rituales que sólo los dioses y ella conocen. El canturreo y esa histeria interiorizada de la voz de Cruz y las pinturas de Bill Paine, con su música de tonos dulces, evocan el éxtasis de la locura, mientras que la poesía de Strand reaparece en subtítulos como: «Mi corazón siente una especie de agujero negro infinito».

Con trabajos como estos, Chick Strand sigue siendo una de las pocas cineastas contemporáneas que explora el terreno del trance y de la mito-epopeya trabajado por Deren, Markopoulos y Broughton. En estos momentos, da clases de cine y fotografía en el Occidental College, en el Otis Art Institute y en el California Institute of the Arts. En estos momentos trabaja en las películas Bless Me Ultima, de 20 minutos, en blanco y negro, y Redshift, también de 20 minutos, y en un proyecto aún sin título, en blanco de dibujos animados.

Traducción del inglés de Francisco Algarín Navarro.