ESPECIAL PAULO ROCHA

Mudar de Vida

por Gian Piero Brunetta

Rodaje de Mudar de Vida (Paulo Rocha, 1966)

La película está estructurada en dos bloques, donde el primero tiene una función principalmente documental (…) La atención del cineasta, tras haber definido brevemente la situación inicial, se desplaza hacia la vida de los pescadores y su trabajo. (…) El personaje de Adelino pierde progresivamente la artificiosa dimensión que tenía al comienzo y sirve al realizador de vehículo narrativo para componer de modo directo un cuadro de la pobreza, del hambre, del analfabetismo, de las dolencias que no son marginales respecto al resto de la realidad portuguesa. Esta primera parte de la película se articula de forma dialéctica respecto a la segunda, donde el cineasta recurre a un personaje femenino –Albertina– para proponer una alternativa ideológica que rechaza esa vida. Cada gesto de este personaje se transforma, de un modo alusivo, en una protesta, en un rechazo de cualquier tipo de comportamiento pasivo. Albertina quiere huir, por eso roba la caja de limosnas de una iglesia. Quiere formar por sí misma su propia vida en el extranjero, en Francia. Su revuelta no es consciente a nivel ideológico, pero es consecuente con todas sus acciones. (…) Es ella quien asume la tarea de conducir a Adelino a una toma de conciencia más nacional, basada en la confianza en sus propios medios («Nos bastaban nuestros propios brazos», le dice a la chica en la escena final de la película, forzándola a devolver el dinero robado al hermano) Este personaje peca de un cierto esquematismo psicológico –debido a su explícita función ideológica– y aparece en la historia como un verdadero deux ex machina. La película denuncia, en la segunda parte, una flaqueza visual absoluta debida al desajuste entre las peripecias de la vida privada de los personajes y las intenciones del cineasta, pero también es evidente que este hecho deriva de ls dificultades para producir una película de este tipo en Portugal.

Publicado en Paulo Rocha. O Rio do Ouro,
Cinemateca Portuguesa – Museu do Cinema, Lisboa, 1996.

Traducido del portugués por Francisco Algarín Navarro.